miércoles, 20 de marzo de 2013

España virtuosa 1


Virtuoso,a

Dicho de una cosa: Que tiene la actividad y virtud natural que le corresponde.


Aprendí a amar el paisaje cuando era una niña y nos desplazábamos hasta un pueblo que se encontraba a unos veintisiete kilómetros de donde residíamos. El paisaje de aquel tiempo, más desordenado pero con menos cicatrices, me hablaba a través de la ventanilla acerca de los pueblos que lo habitaban y me daba los silencios más poderosos para regalarme las primera pistas sobre el sentido de la vida y su  finitud. 

Nosotros los humanos, estamos aquí de paso, pero el majestuoso paisaje,  mudará su aspecto mientras cobija al hombre y solo de vez en cuando, se vengará de su desprecio inundando campos, abriendo grietas o escupiendo lava. 
Cada fin de semana de hace más de treinta años, el mismo paisaje aragonés que en absoluto lo era (exactamente el mismo), aparecía como un telón de fondo infinito ante mis ojos. Ese momento hipnótico se rompía  cuando las nubes se dignaban a descansar saciando así, la sed de esta tierra, árida , sencilla y minifundista. Entonces a mi yo niña le gustaba seguir la ruta de las pequeñas gotas con el dedo y adivinar a quién se comería la gota gorda que poco a poco y de manera silenciosa,  se aproximaba impetuosa hasta las más pequeñas hasta el instante en que un giro del coche o un viento brusco rompía la magia. 
En ocasiones, mirar de ese modo suponía marearme y tener que parar en un trayecto de pocos kilómetros y nada sinuoso.

Mi tierra,  variopinta en su paisaje, es tan profundamente hermosa que resulta difícil competir con la atención que provoca. De hecho, no tardé mucho en comprender  que nada de lo que yo hiciese lo superaría, fue  una amable  manera de empezar a aceptar  que nunca debería aparentar en la vida más de lo que era y  aunque sin duda, me quedaba en aquellos años un gran techo para saber realmente quien era yo aún recuerdo esa sensación fuertemente íntima que te conecta a lo real. Pero mientras llegaba o no ese descubrimiento definitivo, ahí estaba él, un artista oculto en otras profesiones más pragmáticas, un hombre de pequeña estatura y coqueto bigote, que en mitad de estas tierras bañadas de un seductor olor a tomillo, romero y manzanilla, se perdía en el tiempo y se posaba sencillamente como un águila imperial, con su caballete y su caja de madera con  óleos y acuarelas, sobre cualquier pequeña loma desde la que pudiese avistar lo que buscaba.  El, mi padre,  me enseñaría sin ser consciente, a no permanecer nunca indiferente ante la contemplación de la belleza del paisaje menos pretencioso, y es que esa belleza fugaz podía ser sin embargo la más abrumadora y embriagadora de todas las bellezas. 

Desde hace nueve años, cuando disparo mí cámara hacia el paisaje, pienso, "de este rincón, hubiese salido un buen cuadro" y me auto engaño pensando que poseo la mirada de ese artista. 
Todo paisaje que he fotografiado de esta España doliente, y enigmática persigue supongo la inocente intención de amar esta tierra tan intensamente como la amaba él. Por eso supongo que cuanto más me decepciona el hombre que la habita más satisfacción me produce su tierra, luminosa, virtuosa, testigo silencioso ante nosotros, sus desleales hijos.









2 comentarios:

José Angel García Landa dijo...

Y lo que desarrollan la atención las fotos... te fijas en muchas más cosas de las que veías antes, y las aprecias más. Sobre todo el fotógrafo, aunque también al que las mira le pasa. Me encantan en especial los árboles de la última foto de este post.

L u x dijo...

Gracias J.A.
Sí ayuda, sobre todo a reparar en los detalles. A darse cuenta de que nunca volveremos a tomar exactamente la misma foto, no será la misma luz, tal vez tampoco la misma cámara, ni nuestro estado emocional al disparar será el mismo. La quietud de las cosas es solo un tranpantojo para nuestros sentidos.Ese momento único, esa sensación de robar un instante cambiante y poder revivir el placer que te produjo centrar esa atención , la fuerza que te detiene para sacar la foto, es... bueno eso...ya sabes de que te hablo!!!

Yes, we can!

INGLÉS a la carta

Come and enjoy yourself!

Aprende vocabulario inglés de una forma entretenida.

Tarjetas interactivas que nos ayudan a avanzar.

"Me gustó la web quizlet, y enseguida me animé a preparar material para mi propio aprendizaje. Si quieres mejorar tu vocabulario y no tienes tiempo de preparar tu propio material, puede que este sitio te interese. Ve a "Sets" en Come and enjoy yourself!"

Gracias por visitar este blog ¡ Que tengas un buen día!."

"Gacela" (Lux)